lunes, noviembre 15, 2004

23 GRAMOS DE ACEITE DE OLIVA PARA LA FDA

Otro comentario original de TRENTAYTONTOS, mi otro blog, pero que el Profesor K, ese amigo, juzga demasiado "de salud": la Food and Drug Administration americana, el sacrosanto ente que rige la utilidad sanitaria de todo en los USA (que hasta nueva orden es decir en el mundo), le ha hecho un favorcete a los productores de aceite de oliva: ha autorizado a los productores a etiquetarlo como beneficioso para reducir el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria. No sé hasta qué punto Valentín Fuster, el supercardiólogo de Mount Sinai, ha tenido que ver, pero los de su tierra tenemos una oportunidad más de vencer los problemas para la exportación que provoca el dólar y posicionar allí el más ejpañol de los productos (tras paella, sangría y jamón serrano). De cualquier forma, otros empresarios (como la familia Sumarroca) ya hace tiempo que han invertido en plantaciones de olivos en los USA con know how y capital catalán. El enunciado de claim propuesto es que existen "evidencias científicas, limitadas y no concluyentes, de que ingerir 23 gramos de aceite de oliva diariamente puede reducir el riesgo de padecer enfermedades coronarias debido a las grasas monoinsaturadas presentes en el aceite de oliva". Es una expresión muy conservadora, (e incluso como mi amigo el citado Profesor K comenta un poco ¿cobarde?) puesto que entienden que en efecto se sustituye alimentos ricos en grasas saturadas con la grasas monoinsaturadas del aceite de oliva, sin mojarse sobre la mejora real que puede representar para la arteriosclerosis, pero menos es nada. La decisión viene a complementar un estudio realizado por científicos de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) que dice que el consumo de grasas saturadas y algunos aceites vegetales, como de trigo y girasol, pueden acelerar el cáncer de mama, y por ello deben ser ingeridos con moderación. Por el contrario otros aceites, como el de oliva (again!) o los ácidos grasos Omega 3 y, en concreto, las grasas del pescado azul como la sardina, el salmón o la caballa, son más beneficiosas y pueden ayudar a frenar la progresión de la enfermedad. Moraleja: No hay que perder(se) aceite...

3 comentarios:

The Man From Kazakhstan dijo...

No, si te parece, es un comentario de futbol... Ponlo en el AS en una chat con Tomas Roncero (un "periodista" del Real Madrid - su profesion entre comillas, en realidad vocero blanco) y a ver que opinan...

Dr F dijo...

Kazajoman, te noto más agrio que de costumbre... ¿una mala digestión? ¿un déficit de cariño? ¿problemas que sufres en silencio desde hace años? Un poco de construcción, que de deconstrucción el que sabe es Ferran Adrià...

The Man From Kazakhstan dijo...

Bueno, pongamoslo de otra manera... La noticia es que los especialistas en marketing de los EEUU han conseguido que el "lobby" (grupo de presión) de la industria y distribución alimentaria obtenga poner en la etiqueta una frase que (en teoría) les debería ayudar a vender...

Con este precedente, quizas ahora cuele lo de poner en la etiqueta del vino "el consumo de este producto es beneficioso para la salud", de implicaciones más espectaculares.

Considero que un análisis de este tema debería estar relacionado con el mundo de las dietas. Cada una - con mayor/menor efectividad y naturalidad en sus principios - tiene implicaciones en la industria alimentaria. ¿Que tal un "especial regimen", Kruger? Este sí que lo podrías poner en los dos blogs (implicaciones sanitarias y generacionales claras).