martes, noviembre 23, 2004

EL MÚSCULO DEL ATLETA

Soy de los privilegiados que vivió en el Camp Nou la victoria incontestable del F.C. Barcelona sobre el Real Madrid. Con independencia del fútbol intergaláctico, surge la noticia de la grave lesión de Larsson, probablemente con Eto'o el más atlético jugador de la plantilla blaugrana. Lo destacable es que a cualquiera se nos parte un ligamento cruzado anterior de la rodilla, y ahí nos quedamos: el crack sueco jugó unos 40 minutos tras la rotura sin demasiadas molestias, hasta un mal gesto al borde del área. Esto dice mucho de la importancia de una buena base musculo-esquelética para prevenir no sólo las lesiones, sino las secuelas de las mismas: los médicos no detectaron inestabilidad ni derrame en el primer problema. Por analogía recuerdo la rotura siendo blaugrana del ligamento cruzado de Angel Cuéllar (que aún galopa por los campos de segunda),que descubrió al ser intervenido una rotura anterior del otro ligamento... no detectada debido a los potentísimos cuadriceps que daban estabilidad a la articulación. Es decir, jugaba desde hacía al menos 2 años con un cruzado (creo que el posterior) roto. Y en otro deporte, la larguísima recuperación tras una plastia de ligamento cruzado de Andrés Jiménez, que al final se recuperó rápidamente tras una breve intervención (que dicen solamente consistió en cortar la plastia o ligamento reparado, que limitaba la movilidad de la rodilla).
La recuperación acaba dependiendo de las ganas de uno de volver a la actividad que se realizaba, ayudados por la buena labor de los fisioterapeutas y médicos rehabilitadores.

4 comentarios:

The Man From Kazakhstan dijo...

Quizás el comentario de Joan Manuel Serrat sobre su entonces inminente (a fecha de hoy, ya realizada) operación de cáncer expresa la misma idea. Más o menos dijo: "Lo importante no es lo que te toque en la vida, sino CÓMO afrontes lo que te toque en la vida"

The Man From Kazakhstan dijo...

Supongo que la elección de Cúéllar no es casual, dado que jugó para el equipo de la Imperial Tarraco, ciudad de tus amores.

Y, hablando de amores.... ¿Estuvo M. a tu lado durante el evento futbolístico? ¿Reacciones? ¿Afecta al comportamiento de la pareja las trayectorias diferentes de los equipos favoritos de cada uno de los componentes de la misma?

Dr F dijo...

Sobre Ángel Cuellar: la verdad es que además de ganarse el respeto de los tarraconenses con un futbol de kilates, es un jugador que siempre me gustó por velocidad y verticalidad. Con el paso de los años ha sabido depurar su clase para prolongar su carrera en activo.
Sobre the Barça Experience: Fue mejor ir con el padre de M (que es del Madrid), y el pobre lo pasó realmente mal. Yo me quedé sordo porque un hooligan porrero incontrolado estuvo silbando y gritando a 50 cm de mi oído izquierdo, lo que provoca malestar meníngeo si la dosis es 90 minutos en 2 aplicaciones de 45 min. Aparte de eso, el mejor partido de futbol que he visto del Barça en la vida (con la remontada 3-4 contra el Atlético de Madrid del gol de Pizzi).

The Man From Kazakhstan dijo...

La secuencia completa del partido memorable fue (extracto de un web):

El siguiente rival era el vigente campeón Atl. de Madrid. Un empate a dos en el Manzanares con goles de Pizzi presagiaba un partido de vuelta tranquilo. Las declaraciones de Gil, que a punto estuvo de no dejar viajar a su equipo enrarecieron el ambiente. Y después de la primera parte con un 0-3 en contra ponían al Barça al borde del KO. Tras la entrada de Pizzi y Stoixkov en la segunda mitad, empezó la remontada. 2 goles de Ronaldo en 3 minutos abrían camino a la esperanza. Pero un fallo garrafal de Victor Baia parecía enterrar definitivamente al Barça. Necesitaba 3 goles para remontar, y poco a poco los fue consiguiendo. El último de Pizzi suponía dar la vuelta al marcador. Fue algo increible (2-2 y 5-4).

Iban perdiendo 0-3 y 1-4, y al final remontaron... Me acuerdo de las declaraciones del entrenador atlético de turno: "Es difícil / increíble meter cuatro goles y perder el partido"