sábado, enero 22, 2005

TREINTAÑERO OBESO, NO ES TODO CULPA TUYA...

El ir engordando a medida que pillamos la treintena ya no solo es cosa de la dieta desordenada y la vida sedentaria: ¡¡¡podemos culpar a nuestros padres!!! Al menos eso es lo que se deduce del resultado de un estudio de la Saint Louis University School of Public Health, segun el cual el sobrepeso tendria una causalidad genética del 50%. Por supuesto, el otro 50% vendría dado por el entorno (qué comemos, en qué cantidad y cuánto ejercicio hacemos). El diseño del estudio es ingenioso, si bien lo que cuenta es que el resultado justificaría el esfuerzo extra que tienen/tenemos que hacer los sobrepesos XXL para reducir tallas, y que si te tocaron en el reparto genes "gordos", hay que esforzarse más y cambiar las pizzas cuatro quesos por estancias en la sala de spinning del gimnasio para reducir el riesgo de enfermedad coronaria o diabetes. Como dijo aquel, no es lo mismo... pero es lo que hay.

No hay comentarios: