lunes, julio 18, 2005

Eufemismos y Medicina

Forma parte de la liturgia que viven los pacientes que en pleno acto médico sean incapaces de entender nada de lo que su galeno/a les está diciendo. Lo dramático no es solo que no se enteren (hecho que está corrigiendo los Consentimientos Informados, secundarios a las demandas millonarias de pacientes tras actos quirúrgicos de cuyas posibles consecuencias decían no ser conscientes), sino que el profesional médico, en su afán "evangelizador" y "humanizador", no transmita adecuadamente la gravedad de la patología. En este orden de cosas, un estudio sobre el empleo por médicos de eufemismos y su impacto en las creencias de los pacientes sobre la salud ha resultado bastante claro: los pacientes con los que se usó el concepto "fallo cardíaco" creyeron que la enfermedad tendría mayores efectos sobre su salud, que el problema seria variable con el tiempo y duraría más, sintiéndose más ansiosos y deprimidos que aquellos con los que se empleó cualquier eufemismo. La elección de las palabras provoca un dilema: el término ‘fallo cardíaco’ puede ser representativo de la tendencia actual de "apertura", pero puede provocar una respuesta negativa en el paciente. En oncología, curiosamente, ya se estudió el grado de comprensión de la población general de las expresiones más habituales, con conclusiones que movían al uso de explicaciones más amplias y menos técnicas. Es el dilema entre ser riguroso o divulgativo...

No hay comentarios: