jueves, junio 08, 2006

El Dr Gandalph, ese crack mediático


Estoy fascinado por el blog del Dr Gandolfi, alias de un profesional médico que entiendo no desvele su identidad, y que se denomina "el diario de un médico que está harto". He empezado a leer así como por encima, lleno de agradecimiento por haber visitado este blog, y creo que es un tipo interesante, el Dr Gandolfi: yo pensaba que este blog era polémico... La verdad es que mi experiencia queda lejos de la suya, pues soy uno de los denominados "chupatintas" -cuando está de buenas- que pretende trabajar en gestión sanitaria. No he visto que rajara de la Sanidad Privada, pero probablemente en algún post se lanzará a la yugular de aquellos que explotan la ineficacia del sistema público con ánimo de lucro. Es una pena que el blog no tenga un contador de visitas, porque seguro que es la comidilla de más de un hospital. Detrás de los animados posts (de lo mas radikal) y del panorama desolador, hay una buena parte de amor a la profesión, a pesar del entorno poco amable en el que se mueve el médico de la pública. Solo puedo comentar que no es tan diferente la privada de la pública, son (¿somos?) los mismos perros con distintos collares, la competencia es feroz entre compañeros de profesiòn y a menudo el dinero lo es casi todo, pero al menos todo el mundo conoce las reglas, y es de necios protestar. Vente al lado oscuro de la Fuerza, Dr Gandalph el ¿gris? ¿blanco?

9 comentarios:

The Man from Madagascar dijo...

¡Pero hombre Federico, que te van a etiquetar también de lamedor! ¿Qué os da este tal Gandolfi que os pone tan contentos? ¿tanto gusta la brocha gorda?
Ahí tienes a tu admirado Gandolfi. En todo el centro del sistema asistencial público, repartiendo mamporrazos, como si él sólo fuera un espectador inocente. Critica ferozmente a sus compañeros, pero no a la clase médica, que alcanzará su liberación cuando la sanidad "estatal" se derrumbe.
Y, tranquilo, no se meterá con la privademia.

DrGandolfi dijo...

Vamos a ver, malgache:

Yo critico lo que no me parece bien, vierto mis opiniones y admito cualquier tipo de comentario, discusión y crítica alternativa. Critico, y muchísimo, a la "clase médica". Aquí tenemos culpa todos, unos por acción y otros por omisión.

Y no critico a la sanidad privada porque esa crítica corresponde a los usuarios, que votan cada día eligiendo dónde van a ser atendidos.

Un saludo

DrGandolfi

Fedeguico from CopeKistan dijo...

Bravo, Gandolfi. Así me gusta, repartiendo caña. ¡Viva el mamporro!

Dr F dijo...

Qué queréis que os diga... no creo que la privademia sea letal para el sistema, puesto que cada día se incrementa la oferta privada de servicios de salud (a menudo para paliar la escasa dotación de recursos tanto humanos como materiales). Supongo que todos coincidiremos que el sistema público está muy lejos de ser perfecto: Que los de dentro pataleen debería ser catártico, y un medio para provocar una corriente de mejora, pero acaba siendo un aullido a la Luna. ¿Todos somos culpables por inacción? es probable, del primero al último. Por mucho que el Dr Gandolphi ladre a la Luna, aquella no se mueve ni una pulgada. Que sea la Naturaleza la que siga su curso, y lo insostenible deje de sostenerse... ¿caiga quien caiga?

DrGandolfi dijo...

Soy consciente de que en mi blog "ladro a la luna". Ya sé que no voy a arreglar absolutamente nada, y lo que hago es ejercitar mi derecho al pataleo. Me sirve por un lado para desahogarme, y por otro para que las cuatro personas que me leen se enteren de cosas escandalosas que suceden cada día y que la omertá reinante en el submundo nos obliga a callar. Y al que no calle, se le aplica el artículo 72 c del Estatuto Marco. No se suele llegar a este extremo porque aquí nadie se atreve a piar.

Tienes toda la razón, F. Que la Naturaleza siga su curso, y mientras tanto sigamos medrando cada uno en nuestro nicho. El sistema está podrido, pero no se caerá.

Gandolfi

The Man from Madagascar dijo...

"Que sea la Naturaleza la que siga su curso, y lo insostenible deje de sostenerse..."
¿Quien sostiene a la privada?. LA PUBLICA. ¿o, no?

DrGandolfi dijo...

No. La asistencia sanitaria privada se sostiene de la necesidad que tiene la gente de recibir cuidados sanitarios y de la preferencia de muchas personas por una asistencia más rápida, más individualizada, de mejor calidad percibida, con un médico claramente responsable ... en suma, lo que en la pública no les damos.

The Man from Madagascar dijo...

En qué privada curras, Gandolfi? Estoy harto de ver desaguisados que me caen en urgencias desde la privada. De privadas donde no existe algo parecido a una historia clínica, privadas atendidas por escaqueadores de la pública, de prácticas continuadas de cream-skimming, ... ¿a qué encuestas de calidad percibida te refieres?, y ... ¿quiénes son esos médicos "claramente" responsables que tanto abundan en la privada? ¿son los mismos irresponsables de la pública?. ¿de donde sales, tío?
Tu miope ignorancia y tu demagogia es algo insultante para la razón.

DrGandolfi dijo...

Trabajo en la pública desde que acabé la residencia hace años, malgache.

Lo que ocurre ya no es que esté harto de incompetencia, escaqueo y mal hacer. A mí lo que me importa es mi trabajo y mis pacientes. Que haya gente desganada, manta, nefasta ... me importa de forma muy relativa. Pero es que desde hace un tiempo me estoy dando cuenta de que no sólo donde trabajo se incentiva trabajar de mala manera sino que además se penaliza hacer bien las cosas.

Donde yo trabajo, sanidad pública hay de todo. Hay, por tanto, historias clínicas mal hechas, pacientes que ingresan sin una miserable nota de ingreso, gente que ingresa tomando SINTRON y que el que la ingresa ni se lo pregunta, escaqueadores natos que han recibido todas las bendiciones para el escaqueo, pacientes oncológicos que son derivados a Oncología o a Radioterapia para quitárselos de encima cuando tendrían posibilidades con cirugía radical (cuatro horas seguidas operando, qué pereza!), pacientes que son derivados al centro de referencia también por quitarse trabajo de encima (ellos saben más que nosotros, caballero), adjuntos psicópatas que cuentan a los compañeros jóvenes que han logrado echar a la calle como si fueran muescas en el fusil. Los pacientes no tienen un médico responsable porque "los lleva el equipo", pero cuando vienen mal dadas el pringado de siempre tiene que dar la cara ante el paciente y ante su familia para defender decisiones con las que no estaba de acuerdo, "dale VOLTARÉN a ver si le sale una úlcera, se lo queda el digestólogo y nos lo quitamos de encima" ...

Una parte muy importante de la calidad asistencial, más que la hostelería, es tener a un médico responsable, para las buenas y para las malas. Un médico a quien acudir en caso de problemas, siempre al mismo, y no a un sicario diferente cada vez. Un médico que defienda su criterio y no el criterio que le han impuesto sus jefes. Un médico cuyo puesto dependa de la satisfacción de los pacientes y no del humor con el que se levante su jefe. "Claramente" responsable es identificable con nombre y apellido.

Claro que en la privada habrá mantas, vagos, irresponsables y nefastos. Exactamente igual que en la pública. Pero en la privada al menos los pacientes pueden elegir, y si no les satisface uno, van a otro. Y existen incentivos para trabajar bien ...

En fin, es tan largo ...