martes, mayo 29, 2007

Sobre la falta de salud como espectáculo televisivo

Qué lejos quedan las controvertidas fotos de las campañas de Benetton de los 90, con enfermos terminales de SIDA para promover la controversia... Ahora lo que se lleva es la medicina espectáculo: Atentos a lo que viene de la mano de Endemol:
La Vanguardia Digital
"Una enferma terminal decidirá a quién dona sus riñones en un show de televisión
"The Big Donorshow", creado por Endemol, gana en morbo a "Gran Hermano"

29/05/2007 | Actualizada a las 12:37h
Amsterdam. (Agencias) - La cadena de televisión comercial holandesa BNN tiene previsto estrenar el próximo viernes, 1 de junio, "The Big Donorshow" (El gran show del donante), un espectáculo en el que una donante -Lisa, de 37 años- elige al futuro receptor de uno de riñones entre tres enfermos de edades comprendidas entre los 18 y los 40 años. El programa, creado por Endemol, productora de "El Gran Hermano", gana en morbo porque la donante es una enferma terminal y los telespectadores pueden recomendarle a quién elegir a través de mensajes sms de móvil.

Los espectadores podrán enviar mensajes de texto aconsejándola durante el programa de 80 minutos. "Las opciones de un riñón son de un 33% para cada concursante. Esto es mucho más alto que para la gente que está en lista de espera", dijo el presidente de BNN, Laurens Drillich, según el diario. Los partidos gobernantes en coalición, los Cristiano Demócratas (CD) y los conservadores de la Unión Cristiana, han dicho que el programa era "miserable" y poco ético.

BNN dice que quiere destacar las dificultades a las que se enfrentan quienes tienen problemas de riñón y necesitan un órgano como un tributo al fundador de BNN Bart de Graaff, que murió hace cinco años de una insuficiencia renal, a pesar de varios trasplantes.

La polémica está servida. El partido democristiano holandés (CDA) solicitará en el Parlamento que el Gobierno prohíba la emisión de dicho programa, informaron a EFE fuentes de esa agrupación política.

Los democristianos, partido al que pertenece el primer ministro holandés, Jan Peter Balkenende, harán esa petición durante la ronda de preguntas de cada martes en el Parlamento y que tendrá lugar entre las 14.00 y las 15.00 horas locales (12.00 GMT-13.00 GMT), precisó la fuente.

El partido de tradición calvinista en el Gobierno (CU) también quiere que el programa no se emita, aunque reconoció en la prensa holandesa la importancia del tema de fondo del programa. El tercer partido que forma la coalición de Gobierno, los laboristas del PvdA, no se interponen a la emisión del espectáculo porque estiman que podría sensibilizar a la población sobre la relevancia de hacerse donante, aunque reconocieron que el formato elegido por Endemol no es el más "ético".

BNN, que en su página de Internet invita a los críticos del programa a participar en el mismo, mantiene su intención de retransmitir el programa a pesar de la conmoción que está causando."

¿Y aqui nos escandalizamos por lo políticamente correcto de ponerse unas tetas gordas y unas fundas imposibles? ¿Y el Colegio de Médicos de Barcelona alertando sobre la Medicina Espectáculo? No tenemos ni idea de lo que se nos viene encima.

jueves, mayo 24, 2007

Predicar con el ejemplo y praxis médica


Sé que puede parecer trivial, pero me parece cuanto menos paradójico que uno de los líderes en la cruzada contra la obesidad infantil en USA no parezca un ejemplo de lo que predica, aún y siendo uno de los 100 personajes más infuyentes del mundo para Time el 2006. Es como cuando los pacientes iban al médico y con la consulta aún oliendo a pitillo les quitaba el tabaco. ¿Qué fuerza moral puede ejercer sobre el paciente alguien que parece no creer lo que predica? ¿Qué caso haremos a un dermatólogo moreno tiznón UVA que nos prevenga sobre la maldad del exceso de baños de sol? Yo recuerdo que mi profesor de endocrinología y nutrición de la Facultad había que mirarlo dos veces para verlo. En la vida se ha visto a alguien tan ejemplo de sus creencias, incluso demasiado (no era realmente un aspecto de buena salud de acuerdo con los estándares). En esto tenemos que aprender del mundo de la medicina y/o cirugía estética, en el que es frecuente la presencia de secretarias-enfermeras muestrario: un compendio (a veces excesivo) de técnicas medico-quirúrgicas. O de los vendedores de implantes de pelo, que buscan médicos con una tupida cabellera para sus centros franquiciados: palabra, lo sé de buena tinta.

jueves, mayo 17, 2007

Sobre Cambio Radical

Un amigo de la profesión (médica) me preguntaba esta mañana sobre Cambio Radical. A mi entender, el programa ha copiado mal el formato americano: la esencia está en el antes y después. Para mi colega, el gran problema es que no quedan tan bien tras tanta cirugía y tanta funda dental; las reconstrucciones a la americana, con piezas enormes de color blanco nuclear, a mí tampoco me parecen un ejemplo estético a seguir, aunque me consta que los pacientes cada vez piden más parecer estrellas de cine.

En realidad, en el formato americano (extinto con polémica: el suicidio de una aspirante), entre el entrenador persona, el dietista y sobre todo el estilista, les hacían cambiar más su aspecto que los cirujanos. El cambio radical se daba en personas más bien obesas, que aparecian como verdaderos atletas sin demasiada liposucción ni mastopexia (nuestra Rosa de España en OT1 lo logró de este modo), vestidos con trajes caros y peinados de gala. Pero ponerle unas prótesis de silicona de 300 gr a una señora no garantiza que no quede como un botijo. La cultura del sacrificio se ha perdido hace tiempo, y buscamos milagros sin esfuerzo en 24 horas. Aparte, si uno tiene la boca como un campo de minas, nadie me hará creer que a)le ha importado en algun momento cuidarla b)va a cuidarla en el futuro: dejará de fumar, beber, se las limpiará tres veces al dia y c) cuando se deteriore el arreglo, se gastará lo que le cobren en restaurarlo adecuadamente, cuando no hizo nada para arreglar el desaguisado de antes del "milagro". El punto c) también va por la cirugia estética: el otro dia por la tele local de Barcelona, el Dr Tapia, muy certeramente, apuntaba que la reintervención para la sustitución de prótesis de mama era entre 5 y 15 años después, y estas reintervenciones se daban en casi todos los casos. Si una paciente se opera a los 19 años (como pasa en nuestro entorno cada vez más), le esperan en el futuro unas cuantas cirugias. Esto, que no es ningún secreto, ¿lo sabe la gente que se opera? ¿Se leen, escuchan y entienden los consentimientos informados? ¿Les interesa su futuro?

Sé que van a retirar pronto el programa, y que no será porque a muchos no les ha sentado nada bien que alguien venda el "que se mueran los feos" como valor fundamental de la vida... pero como no creo que la cirugía estética te cambie la vida a mejor (salvo para la protagonista de la canción de Ricky Lopez), y que la gente no es tan tonta, pues que cada uno decida. Para cambio radical envidiable de verdad, mi hermano, que quiere cambiarse el coche por un Audi...

jueves, mayo 10, 2007

El derecho de acudir a clinicas privadas

El amigo de Madagascar que se asoma a menudo por este blog ya apuntó este tema: Desde El Confidencial comentan el presunto mosqueo del diputado de Los Verdes Francisco Garrido -adscrito al grupo socialista, quien lo diria-, que no ha tardado ni una semana en pedir explicaciones al Ejecutivo por el hecho de que la Princesa Letizia decidiera dar a luz en un hospital privado y no en uno público para alumbrar a la pequeña infanta Sofia. El diputado sevillano (granadino de cuna) es quien se interesó en su momento por las cacerias del Rey.

Este señor no entiende que se haga uso del derecho individual por encima de una etica ejemplarizante, y que cada uno es libre de escoger para su familia la atención que prefiera y se pueda permitir. La Sanidad pública española, una de las mejores del mundo, no es una obligación, sino un derecho, que se ha convertido en una fuente de prestaciones sin límite ni lógica, al servicio de los políticos. Esa voluntariedad del todo vale, añadido a la mala planificación, es la que hace que sea a menudo un pozo sin fondo en materia económica, un coste que sufrirá en el futuro la población en forma de impuestos, pero que será convenientemente ocultado debajo de la alfombra del bien común, en el país del café para todos.

Frecuentemente tengo la sensación que se desprecia a los profesionales de la Salud que han escogido el ejercicio libre de su profesión, lejos del funcionariado, en un retorno a la esencia, y con ellos a los marcos hospitalarios en que se estructuran sus servicios. Se olvida que son hijos -tanto a nivel de formación como de funcionamiento- de la pública, y sin duda complementan una oferta que tanto la falta de inversión como de criterio han convertido en saturada y francamente insuficiente. Experimentos como el funcionamiento de unidades privadas en estructuras públicas, fuente de lucro a costa del erario pagado por todos, sí son a mi entender una inequidad y, ¿no son más reprobables que la inversión privada en servicios sanitarios privados o incluso publicos? ¿O es que los médicos tienen que cobrar menos, un sueldito para una tranquila jubilación como empleados, por el mero hecho de asumir responsabilidades que otros no querrian, como el de ser sus propios jefes? Pero eso es otra historia... ¿o no?