jueves, mayo 24, 2007

Predicar con el ejemplo y praxis médica


Sé que puede parecer trivial, pero me parece cuanto menos paradójico que uno de los líderes en la cruzada contra la obesidad infantil en USA no parezca un ejemplo de lo que predica, aún y siendo uno de los 100 personajes más infuyentes del mundo para Time el 2006. Es como cuando los pacientes iban al médico y con la consulta aún oliendo a pitillo les quitaba el tabaco. ¿Qué fuerza moral puede ejercer sobre el paciente alguien que parece no creer lo que predica? ¿Qué caso haremos a un dermatólogo moreno tiznón UVA que nos prevenga sobre la maldad del exceso de baños de sol? Yo recuerdo que mi profesor de endocrinología y nutrición de la Facultad había que mirarlo dos veces para verlo. En la vida se ha visto a alguien tan ejemplo de sus creencias, incluso demasiado (no era realmente un aspecto de buena salud de acuerdo con los estándares). En esto tenemos que aprender del mundo de la medicina y/o cirugía estética, en el que es frecuente la presencia de secretarias-enfermeras muestrario: un compendio (a veces excesivo) de técnicas medico-quirúrgicas. O de los vendedores de implantes de pelo, que buscan médicos con una tupida cabellera para sus centros franquiciados: palabra, lo sé de buena tinta.

1 comentario:

R.J.Nieto dijo...

El comentario sobre el doctor americano mediatico es muy acertado.
Lo primero y mas educativo es el ejemplo.