martes, septiembre 18, 2007

El colmo de un cardiólogo

Es que la realidad siempre supera a la ficción: De acuerdo con la noticia (localizada gracias a Alasse), una cardióloga murió de un problema cardíaco en pleno congreso europeo de cardiología. Lo que está claro es que los médicos no son (¿somos?) dioses.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo me acuerdo de una compañera de residencia (de Familia) que comentaba descompuesta que era mejor para la supervivencia del paciente que le diera el infarto en la calle que dentro del hospital...Fuera, le atendería el SAMUR rápidamente;dentro, empezaba el partido de basket:uy, se ha dado en la cabeza:Llama a Cirugía;no,tiene una brecha en la ceja: Llama a Maxilo...pero ¿se mareó antes del infarto?:A ORL prestamente.
En fin, que se viera a un señor con infarto por parte de alguien que supiera como manejarlo era toda una proeza de inteligencia emocional (encima, había que vender el paciente al especialista).
Queda feo, pero que nunca me lleven tras un accidente a un Hospital Universitario, porfa.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

En casa de herrero ,cuchillo de palo.
Apuesto a que ningún cardiólogo,atinó a nada en ese momento.

Dr Jano dijo...

Ya lo decía la chirigota del Yuyu "...menos mal que (el infarto) me dio en un bar de esos, porque si me da en urgencias seguramente me quedo tieso.."