miércoles, marzo 26, 2008

¿Qué le pasa al mundo, doctor?

Uno deja de escribir unos dias (una aciaga Semana Santa, con fractura de cabeza de humero de mi madre no tratada en hospital público que es intervenida en otro hospital público gracias a los amigos que uno conserva en Tarragona), y empiezan a pasar cosas dignas de mención: desde el uniforme obligatorio de enfermera con falda de que la gerencia quiere imponer en una clínica privada de Cádiz ¡Viva Suecia!


Después está lo del fomento de la anorexia y la bulimia: por un lado, Microsoft cierra blogs que la promueven, pero por el otro está arrasando en Francia y en el Reino Unido de la Gran Bretaña (alias la pérfida Albión) Miss Bimbo, que inculca el embrión de la imagen ideal a sus usuarias, acostumbrándolas a dietas salvajes y a la cirugía estética desde pequeñas para mejorar su puntuación en la red relacional, como una escuela de la vida.

Y por último, un tema en el que no había reparado hasta hoy: en la revista de la ACES, patronal de la sanidad privada catalana(o al menos una de ellas) Aces Informatiu la entrevista a Xavier Sala Martín, cátedro de economía de la Universidad de Columbia que siempre luce americanas de colores chillones, es una revelación: POR FIN ALGUIEN QUE HABLA DEL CAMBIO CLIMÁTICO COMO ALGO POSITIVO, o al menos no tan negativo. Valora como algo peor que mueran dos millones de niños al año de deshidratación, tres millones de SIDA, un millón más de malaria o los millones en franca hambruna, temas solucionables con el dineral que se va a dilapidar intentando frenar el cambio climático, que paradójicamente afectará a los pobres del mundo... dentro de 100 años. Quizá los pobres y los muertos del mañana sean más importantes que los de hoy, como son más importantes los de la India o África que los de los suburbios de tantas ciudades y pueblos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola.
Trabajo en un hospital de la citada empresa.
¡¡Cómo nos engañan los periodistas!!
Los médicos lo sabemos cuando leemos una noticia sobre medicina. Lo cuentan mal, muchas veces manipulado, de forma sensacionalista, ... y pensamos: "si tratan así estos temas de los que yo entiendo, seguramente pasará lo mismo con todo lo demás"

Al grano. El uniforme se usa desde hace 15 años, sin problemas. Es potestad del empresario decidir el uniforme de sus trabajadores, que dará la imagen corporativa de su empresa. ¡¡¡No es un uniforme sexi!!! No tiene minifalda (tapa las rodillas), no tiene ni el más mínimo escote (es una camisa abotonada hasta arriba, no deja ver nada -al contrario que el pijama sanitario-).

Todas las enfermeras de mi hospital se han sentido ofendidas no por llevar el uniforme, sino por las noticias que califican éste de sexi, machista, sexista, ...

El problema es que unas pocas trabajadoras se han negado a usarlo. Son conocidas sindicalistas rebeldes, viejas en la empresa, con pocas ganas de trabajar. La empresa podía haberlas despedido por incumplimiento del contrato (en éste se cita la obligación de vestir el uniforme), pero sólo les ha descontado un complemento.

Pero los titulares dicen: obligadas a vestir minifalda y escote; la falda se acorta y el escote se alarga; ...

De verdad que TODO ES MENTIRA. Es un uniforme similar (en cuanto a decencia) al de Vital Dent, muchísimos supermercados, compañías de viaje, etcétera.

Anónimo dijo...

Aquí hay un post interesante que igual os apetece leer. Es de un blog de física. En él comentan que en las ciencias sociales y médicas (no sé si incluye a la biología), no hay matemáticas.
Sugieren tb que si no hay matemáticas tal vez no deberían ser consideradas ciencias. Han hecho una encuesta que está abierta y se puede votar sobre el asunto. Está interesante… Se puede encontrar aquí.
Saludos

Anónimo dijo...

muy bien dicho....ostias!!