sábado, abril 19, 2008

Curar con la risa

Además de ser la base de muchas terapias alternativas, creo que es interesante comentar que más allá de Patch Adams (que resulta que es un activista social más que un médico), hay proyectos que se toman muy en serio la risa como terapia coadyuvante. Conocía la Fundacion Theodora de mi época aseguradora, pero al leer el anuncio que buscan payasos de hospital en Murcia (me interesa el mundo de la gestión, ya sabéis :-)), me comenta el compañero Germán, el superenfermero con el que estoy de guardia, que ilustres omvres del espectáculo como el Magic Andreu mantienen una colaboración de largo recorrido a través de una fundación propia con servicios de oncología infantil de primerísimo nivel como es el Vall d'Hebron de Barcelona. Estas iniciativas de los clown doctors provienen de cultura anglosajona, pero son algo que deberíamos tomarnos más en serio...

2 comentarios:

Sophie dijo...

Frederic, es mucho más importante de lo que parece, la salud no es sólo curar enfermedades, sino procurar el bienestar. Los niños lo pasan mal en el hospital, es un sitio extraño, están malitos, ven a otros niños malitos...No sólo existe lo que has comentado, sino que la Cruz Roja incluye entre sus servicos de voluntariado la ludoteca de la planta de Pediatría (no sé si en toda España, en Cádiz te puedo asegurar que sí). Yo estuve trabajando allí dos años y comprobé que los críos estaban locos por ir a la "guarde", como la llamaban, que allí se relacionaban con los otros chicos de esa planta de otra manera y se relajaban muchísimo, sin ver el hospital como un sitio hostil.
En Inglaterra se toman más en serio que aquí ese tipo de iniciativa, que no cuesta mucho dinero ( habilitar un espacio para una ludoteca o dejar disponible el salón de acto para una representación) y que se mantiene bastante bien, porque es uno de los voluntariados que más le gusta a la gente, que más bonito ve.

The Cosmic Girl dijo...

Hay momentos en la vida, que una sonrisa es mejor que mil palabras...
Igual que los abrazos. Planteatelo en organizarlo.
Sin duda los pacientes prefieren una sonrisa, una mirada de cariño (que no de compasión), un mano firme en el brazo... que mil y una palabras o una hora de tratamiento... Un buen terapeuta es aquel que sabe aplicar bien una tecnica pero el mejor es el que ademas sabe ser mejor persona.
Hay que mojarse!